El profesor

Mi nombre es Fausto y he tenido el privilegio de enseñar yoga y meditación en distintos lugares, compartiendo el legado de esta tradición milenaria, una disciplina altamente beneficiosa para el ser humano en un sentido integral/holístico (en sus dimensiones corporal, emocional, mental y espiritual).

Si bien comencé a practicar a mis 15 años, tuve luego el gusto de poder estudiar yoga y meditación con distintos maestros de diferentes tradiciones. Las escuelas de las que más he aprendido son las de Iyengar Yoga, Ashtanga Vinyasa Yoga y Yantra Yoga (tibetano).

Entre estos grandes referentes del yoga y la espiritualidad en general debo recordar a los maestros indios Sri H. S. Arun (con su rigurosidad en el estilo Iyengar) y Harold Sequeira (con sus cursos de filosofía Samkhya y Ashtanga Yoga de Patanjali), a los maestros de budismo tibetano vajrayana Geshe Ngawang Sherap y Khenpo Zangpo Bodh y al gran maestro de la tradición Dzogchen, Chogyal Namkhai Norbu. A su vez, nada de este camino habría sido posible sin la presencia y permanentes enseñanzas de Sathya Sai Baba.


Año 2019, en Prashanti Nilayam, el ashram de Sathya Sai Baba en la India, junto a John Behner, histórico dirigente para América Latina de la Organización Sai.


Año 2015, aprendiendo del referente mundial de la tradición Dzogchen, Chogyal Namkhai Norbu


Año 2013, con Chogyal Namkhai Norbu.


Año 2013, traduciendo las enseñanzas del monje budista Khenpo Zangpo Bodh.


Año 2008, con el lama budista Geshe Ngawang Sherap.


Año 2005, con el maestro de yoga y discípulo directo de Iyengar, Sri H.S. Arun.


En 2005, junto al maestro indio de filosofía, meditación y Yoga Sutras, Harold Sequeira.